El ser humano y todos los organismos vivos y materia inerte en el planeta han estado expuestos a las radiaciones ionizantes desde los orígenes, por tanto es consustancial a la vida misma de los organismos.


Sin embargo, con el avance del conocimiento y el desarrollo tecnológico, el ser humano ha modificado la cantidad de radiación que recibe la población, al introducir procesos que generan radiaciones artificiales o bien que concentran las naturales.
La radiación ionizante es ampliamente utilizada en la industria y en la medicina, pero presenta un peligro significativo para la salud. Causa daños microscópicos en los tejidos vivos, dando lugar a quemaduras en la piel y enfermedades de radiación con altas exposiciones y los riesgos estadísticamente elevados de cáncer, tumores y daños genéticos a exposiciones bajas. No obstante lo anterior, se sigue utilizando como fuente de energía debido a los beneficios que otorga.


La protección contra las radiaciones, conocida como la protección radiológica, se refiere a la protección de las personas y el medio ambiente de los efectos nocivos de la radiación ionizante.


Tanto en las aplicaciones industriales como en las prácticas de la medicina, donde hay un sinnúmero de usos de radiaciones, se hace necesario establecer controles eficaces y eficientes para evitar los accidentes radiológicos que pueden tener consecuencias devastadoras tanto en su extensión como en gravedad. Por ello, las personas ligadas a las prácticas con radiaciones deberán conocer los principios y, especialmente, las medidas de protección que se requieren para realizar tales prácticas con seguridad.

ORIENTACIÓN Y PROPÓSITO DEL CURSO
El curso se orienta a que los trabajadores ocupacionalmente expuestos a radiaciones ionizantes que trabajen con fuentes de segunda o tercera categoría, adquieran competencias para reconocer los peligros de la radiación ionizante y de las técnicas de prevención de riesgos. El curso, una vez autorizado por la Autoridad Sanitaria Regional de acuerdo con la reglamentación vigente, será válido para conducir a la licencia de desempeño de los trabajadores para las mencionadas categorías de fuentes.


OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

Al finalizar el curso se espera que los participantes sean capaces de:

  1. Reconocer los principios de las leyes físicas que 
gobiernan la emisión y transmisión de radiaciones 
ionizantes.
  2. 
Caracterizar los distintos tipos de radiaciones 
ionizantes utilizados en la actividad humana.
  3. 
Distinguir los equipos generadores de radiaciones 
ionizante y las fuentes radiactivas.
  4. Aplicar magnitudes y unidades utilizadas en prácticas 
con radiaciones y en protección radiológica.
  5. 
Explicar en términos generales los principales efectos que las radiaciones producen en los seres vivos.
  6. 
Clasificar los efectos biológicos de radiaciones 
ionizantes.
  7. 
Reconocer los principios internacionales de 
protección radiológica.
  8. 
Aplicar las medidas de protección radiológica en las 
operaciones cotidianas.
  9. Reconocer las emergencias radiológicas y las medidas 
mínimas de intervención.
  10. Identificar los cuerpos legales y reglamentarios que 
regulan las prácticas con radiaciones ionizantes en Chile y aplicar la normativa. 


    CONTENIDOS

    El curso contempla las siguientes unidades temáticas:
    1. Física de las radiaciones y características de la radiactividad. 

    2. Magnitudes y unidades. 

    3. Efectos biológicos de las radiaciones ionizantes. 

    4. Protección y vigilancia. 

    5. Planificación emergencias radiológicas. 

    6. Protección radiológica en la práctica con rayos X. 

    7. Marco legal en materia de protección radiológica en Chile.


Duración 24 horas